Claves para implementar una estrategia de Inteligencia Artificial (AI)

Escrito por Connie Vargas

rpa-software-rocketbot

Alcanzar objetivos estratégicos es posible con la implementación de la Inteligencia Artificial. Esta impacta diversas áreas de la organización, desde la mejora a la experiencia al cliente, la automatización, mayor calidad de software, toma de decisiones, predicciones, hasta los flujos de trabajo intuitivos, entre otros. Para 2020, según Gartner, la IA será una de las 5 principales prioridades de inversión para más del 30% de los CIO a nivel mundial.

Sin embargo, mucho se habla de la Inteligencia Artificial y muchas veces se queda en su nombre. Hoy en día todavía las organizaciones se preguntan ¿y qué? ¿Cómo la IA puede transformar mis operaciones? ¿Cuál debe ser mi plan a seguir? ¿Qué debo hacer? Aquí te responderemos.

Como primera instancia, adoptar la Inteligencia Artificial debería estar acompañada de una estrategia que integre y soporte a lo largo del tiempo esta herramienta, de otra forma no se alcanzarán dichos objetivos que pensamos cuando la implementamos.

Para desarrollar una estrategia de Inteligencia Artificial

Para el evangelista de IA y ex estratega de Lenovo, Mohammed Chara, lo más importante es tener una visión global del abastecimiento de la Inteligencia Artificial dentro de la organización. Pues esto ayudará a definir qué tipo de AI se necesita para cada proceso y si estos se llevarán a cabo de manera “interna, subcontratada o en asociación”, lo cual es un paso importante para desarrollar una estrategia, dice.

De esta manera, Chara propone basar la estrategia en 4 marcos esenciales en las organizaciones: IA de bajo riesgo y valor. Dentro de ellas, la automatización de tareas de menor complejidad como el procesamiento de datos. Como por ejemplo el aprendizaje automático que reduce los costos de identificación. Otra área de alto valor y bajo riesgo de implementación en IA son los modelos de validación de Score Crediticio en los Servicios Financieros. De igual forma, de alto valor y alto riesgo como usar los sistemas de Inteligencia Artificial para impulsar el desarrollo de nuevos productos.

Si se adoptan estos marcos es posible hacerse una idea de cuándo necesita migrar la IA de un punto a otro, pues sin esta visión integral, la organización no podrá moverse de manera rápida y ágil de una categoría a otra.

¿Cómo implementar una estrategia de Inteligencia Artificial exitosa?

Las organizaciones deberían implementar la Inteligencia Artificial para la resolución de problemas de negocios específicos en lugar de ser liderados por la tecnología, pues se teme que una estrategia de IA pueda resultar desactualizada antes de que se implemente, al tener desarrollos que avancen muy rápido.  Encontrar un equilibro en la implementación de la IA, entre la ambición estratégica en la IA y comenzar rápidamente, es un reto; nunca es posible tener una herramienta correcta, así que habrá que analizar muy bien de qué manera se actúa.

De lo que sí estamos seguros, es que lo que promueve que sea exitosa es pensar en grande, iniciar desde lo más pequeño y escalar lo más rápido posible.

Objetivos realistas y a largo plazo

Como bien sabemos, globalmente se está expandiendo la Inteligencia Artificial, y dentro de las de crecimiento más rápido, contemplamos la Automatización Robótica de Procesos (RPA), que automatiza tareas repetitivas.  Según Guy Kirkwood, evangelista jefe de UiPath, lo que las empresas realmente quieren cuando se implementa la IA, son las herramientas necesarias para la automatización de procesos, pues esa es su verdadera fortaleza.  Sin embargo, la IA no es la panacea como se suele vender, tan solo es una herramienta que se destaca por su implementación que va aumentando debido a que abarca todas las industrias y servicios posibles. Para la RPA no hay limites de implementación y ese es su maravilloso potencial.

La implementación de Inteligencia Artificial debería pensarse y realizarse con objetivos que sean a largo plazo y realistas. Pues muchas organizaciones piensan en un corto plazo cuando se trata de IA y realmente buscar resultados a largo plazo es lo que se requiere para tener éxito.

También es importante contratar personal especializado para gestionar la transformación de la organización con la IA, pues la tendencia es a gastar poco en esta gestión. “Preferiría que las empresas consideren un caso de uso aislado y adjuntarle AI para gastar del 20 al 30 por ciento de su presupuesto en tecnología, pero luego, del 60 al 70 por ciento del presupuesto destinarlo a las personas» afirma Jeremy Waite, director de estrategia para el negocio de computación cognitiva IBM Watson. (Fuente: Racounteur)

Estrategias con equilibrio

El equilibrio correcto entre forjar una estrategia de cara al futuro y poner en funcionamiento los sistemas de IA,  será una consideración vital para las administraciones a medida que se embarcan en este camino revolucionario.