Duplas

exitosas: lean

manufacturing y

BPM

Escrito por Connie Vargas

Seguramente has escuchado las diversas metodologías que aumentan la productividad y la calidad de los negocios, entre ellas están: Lean Manufacturing (LM), BPM (Business Process Management), Six Sigma y muchísimas más.  Estas apuntan a incrementar la producción, mejorar los procesos, reducir tiempos y costes, entre otros beneficios.

En algunos casos, encontramos que la mayoría de las empresas implementan en sus procesos de producción solo una de ellas. Pero ¿qué hay de reunir los mejores ingredientes para una receta exitosa? Recuerda que el mejor chef no usa uno solo. Conoce cómo puedes gestionar tus procesos y destacar por productos finales de calidad, a menor precio y más rápidos.

¿Qué es Lean Manufacturing?

Para comenzar, definamos brevemente qué es Lean Manufacturing. Traducido al español como manufactura esbelta o producción sin desperdicios, es una metodología que apunta a mejorar la eficiencia y otorgarle valor al cliente. Minimizando el uso de recursos y la posibilidad de desechar residuos que aportan poco o nada al proceso productivo, para de esta manera, darles valor a las tareas importantes.

Su importancia radica en que, según estudios, las empresas que implantan esta metodología reducen entre 20% y 50% los costes de compra, sobreproducción, tiempos de espera. Mejorando continuamente, permitiendo una eficiencia productiva y con trabajo simple.

Algunos beneficios…

Para la metodología LM, está presente la efectividad, eficiencia e innovación, obteniendo de esto:

  • Mayor calidad
  • Menor mano de obra
  • Disminución de desperdicios
  • Mejoramiento en la eficiencia de producción
  • Reducción de tiempos de entrega y espera
  • Disminución de costos de producción
  • Procesos ordenados
  • Mejora continua

Aplicar LM involucra aún más beneficios, que, estamos seguros, en conjunto con BPM son una bomba de éxito y ventas increíble.  Si quieres leer sobre la gestión de procesos de negocio,  en una versión macro, puedes leer todo lo que hay que saber sobre BPM aquí

¿Por qué lean manufacturing y BPM juntos?

Tener un negocio exitoso y de valor agregado supone estar dotado de características que mejoren su éxito en el entorno que están. Por ello, contar con estándares de calidad, obtener una mayor productividad, brindar motivación interna entre colaboradores, ofrecer mayor respuesta a clientes y proveedores, disminuir costos y residuos, automatizar procesos, monitorear el rendimiento de procesos, es tarea para el Lean Manufacturing y la gestión de procesos de negocio.

Las principales razones

BPM y LM integran actividades específicas y se complementan entre sí en sus propias disciplinas.  Las mejoras en tiempo real con LM y la automatización de procesos con BPM integran una solución casi que perfecta para dinamizar tu propuesta de negocio: acá las razones más relevantes:

  • Con BPM es viable alcanzar y medir objetivos estratégicos que faciliten la optimización de procesos, a la vez que con LM es posible reducir los tiempos de este, lo que permite que automáticamente disminuya su costo de producción. Una opción para trabajar en conjunto es apoyarse de la gestión de procesos de negocio como la base de ese enfoque de perfeccionamiento continuo, y aprovechar las opciones que tiene Lean como técnica de mejora.
  • Para implementar correctamente el conjunto de herramientas que ofrece BPM esta debe estar acompañada de una metodología comprobada para tener éxito. BPM define, diseña, implementa y optimiza, y LM lo complementa al tener la posibilidad de aprovechar sus principios de mejora de eficiencia y eficacia, es decir, la reducción de residuos y disminución de tiempos.
  • Administrar y optimizar mejor los procesos es tarea para BPM y Lean Manufacturing pues tienen objetivos en común.  Por un lado, para implementar LM requiere mucha mano de obra que reúna e implemente los controles recomendados, lo que no es apuro para BPM, cuyo control, automatización y recopilación de datos permiten ejecutar esta tarea fácilmente.
  • En algunas ocasiones BPM lucha por identificar qué procesos son la prioridad esencial, que problemas son los más críticos para el negocio y cómo resolverlos en un punto determinado. Para ello, LM tienen una ventaja en este aspecto, que a través de diversas herramientas esta identificación es un trabajo más riguroso.
  • Algunas herramientas de LM son útiles en el apoyo de tareas de modelado de BPM, las cuales contribuyen a entender áreas claves de la compañía y cómo estas brindan mayor valor. Por ello, LM brinda una visión de fallas a tener en cuenta en el proceso, dado que, en caso de no tenerlas presente, el equipo BPM podría encontrar fallas y dificultades al no conocer en dónde se deben centrar sus esfuerzos de modelado.
  • La herramienta de simulación de procesos BPM brinda datos globales de este, pues en lugar de esperar semanas por ello, un proceso LM analiza la información de rendimiento proyectada de un sistema BPM para mejorarlo posteriormente.

Sin duda, se nos han pasado algunas razones por las cuales es beneficioso combinar estas metodologías para mejorar continuamente los procesos y tiempos. Los pilares de Lean Manufacturing contribuyen a crear mayor calidad a costos bajos y tiempos de entrega reducidos y eficaces; por otro lado, con la gestión de procesos de negocio o BPM, es posible mejorar la productividad, mejor servicio al cliente, aumento del rendimiento, entre otros.

Por ello, estas 2 metodologías son, sin duda, una pareja funcional y fuerte, -como lo son Homero y Marge Simpson, a pesar de todo-, que te posibilitaran un negocio rentable, eficiente y productivo.

¿Con qué metodología de mejora continua te quedas? ¿Conoces algún otro beneficio que no sepamos? ¡Háznoslo saber!

Aquí te dejamos un descargable donde puedes realizar un checklist para evaluar tu negocio. Si a todas dices que sí, -o a su mayoría-, vas por un excelente camino, felicidades has implementado correctamente LM y BPM, el resultado: una empresa exitosa. Si, por el contrario, tienes pocas respuestas afirmativas deberás mejorar los ítems indicados, porque creemos en esta integración de procesos efectiva.  No desistas, es un camino largo pero fructuoso.

Checklist para evaluar tu negocio

  • Capacidad de mejora continua ante posibles riesgos. Notificación en tiempo real a los propietarios y encargados del proceso, la cual permitan la acción correctiva en tiempos cortos.

  • Visibilidad y monitorización de los procesos, que evidencien el rendimiento de los procesos frente al cliente.

  • Capacidad de analizar la data de eventos específicos almacenados por los sistemas, que permitan la creación de nuevos productos y servicios, según la voz del cliente.

  • Actualización en tiempo real de la priorización de tareas, mejora de procesos que aseguren actividades efectivas de mayor impacto y que estén alineadas con la estrategia de la empresa.

  • Capacidad de simular productos y/o servicios con herramientas de simulación de procesos caracterizado por calidad Lean Manufacturing.

  • Plan de choque que permita un flujo de trabajo eficiente, siempre pensado para implementar mejores procesos a futuro.

  • Monitoreo de gráficos de control de procesos estadísticos que permitan controlar en tiempo real el rendimiento del proceso, que permita brindar información de calidad, tiempo y entrega.

  • Flujos de trabajos desglosados y especificados de cada proceso de la empresa.