Las claves en la optimización de procesos

Escrito por Connie Vargas

optimizacion-procesos-claves-bpm-trycore

En el mundo globalizado no existen negocios estáticos, esos que están regidos bajo los antiguos métodos de administración. Los procesos de negocio actuales han sido y son optimizados, eficientes, dinámicos e integrados. Por ende, dan resultados a empresas exitosas y rentables; lo que significa que efectuar cada tarea no es un proceso individual, sino que fluyen en una sola vía. ¿Para qué? Para obtener una reducción en costes de operaciones, recursos, tiempo y dinero, al final, recibir el éxito que se espera en cuanto a calidad, producción y ventas.

Como cualquier negocio, como en la vida cotidiana, las personas también buscan una mejora constante, ya sea en temas de finanzas, estilo de vida, educación, trabajo, entre otras.

Una razón para que la gente optimice sus finanzas es el cumplimiento de sus metas, -a corto, mediano y largo plazo-; para ello, miden sus necesidades y reflexionan cómo van a llevarlas a cabo. Llevar el control de gastos e ingresos le permitirá administrar el dinero y evitar gastos hormiga, logrando mejores inversiones para mejorar su calidad de vida o simplemente ahorrarlo para futuros planes. Quizás ¿Un crucero por el mediterráneo? Una reducción de costos diarios te llevará a ese viaje soñado.

Así como en la vida, la optimización de sus procesos lo llevarán a ofrecer productos o servicios de mayor calidad con menor cantidad de dinero.

La optimización de procesos puede significar más que el ahorro de recursos, que, si bien es importante, lo es más ofrecer un negocio con estándares de calidad y eficiencia, que permitan ser rentable y competitivo.

¿Cantidad o calidad? En el mundo actual las empresas se enfrentan a niveles competitivos altos, donde se sobresale en términos de eficiencia y calidad. Como en los negocios, esto también aplica en cualquier aspecto, por ejemplo, en la fotografía: destaca quien logre capturar la esencia del momento, no quien capture más fotos.

En el mundo de los negocios, ofrecer más servicios o productos no es garantía de reconocimiento y éxito; tenerlos abalados por los estándares de calidad y eficiencia posibilitan sobresalir y prevalecer en el mundo competitivo, por lo que también contribuye al desarrollo de la empresa, genera un valor agregado en cada resultado, disminuye costos y aumenta las ventas. Así, la calidad brilla antes que la cantidad. 

Un proceso optimizado es sinónimo de proceso productivo:

Ser productivo es un reto que enfrentan no solo las empresas, sino muchas personas: estas buscan cómo mejorar sus capacidades frente al desarrollo de diferentes tareas diarias. Se evidencia en la búsqueda en Google de “Cómo ser más productivo” que tiene cerca de 64,500,000 resultados en 0.41 segundos; esos 64 millones de búsquedas, – o de personas-, quieren ser más eficientes en todo ámbito de la vida y ¿Quién no?

A eso nos enfrentamos en el trabajo, cuando queremos garantizarle y demostrarles a todos, cuán lejos podemos hacer llegar la compañía. Ser productivo puede llevar a asumir nuevos retos y responsabilidades, obtener un nuevo cargo, sacar lo mejor de uno, ahorrar tiempo y dinero en algunos casos.

Es igual cuando se tiene un negocio y le saca provecho a cada proceso, este elevará su productividad, reducirá errores en su ejecución, evitará gastos innecesarios y mejorará constantemente: propiciando a sus clientes satisfacción y calidad, garantizando un proceso productivo, viable y eficaz en todo sentido.

Las personas le preguntan a Google cómo ser productivos, nosotros lo resolvemos con la gestión de procesos de negocio (BPM) ¿Le apuestas a optimizar tus procesos?

Si es así, continúa leyendo…

Si queremos apostarle a un negocio exitoso, productivo y viable en el mercado, -aunque sea pequeño-, sigue este listado inicial y comienza hoy.

  1. Analiza y diagnostica

Como primer paso, debes reconocer qué procesos son los que atañe tu negocio y qué objetivos son los que corren por las venas de la organización, pues tener las metas claras acelerarán y priorizarán qué debe mejorarse.

  1. Integra los procesos y personas

Las personas son la parte más importante del proceso, por ello la tarea, luego de identificar las necesidades del negocio, es comunicar y agrupar los involucrados en esta nueva mejora. Son ellos los que percibirán de manera adecuada las necesidades y las mejoras de los procesos.

  1. Recopila la información

Asocie las necesidades a optimizar, dadas por las personas y los mismos procesos, para definir y priorizar la correcta ejecución de las mejoras.

  1. Automatiza, ejecuta y monitorea

Con una previa identificación de procesos estructurados, -los no manejados por tu personal-, es preciso apoyarse de herramientas tecnológicas las cuales posibilitarán las mejoras viables para el negocio. Así podrás ejecutar los cambios realizados, optimizarlos y medirlos según sea necesario.

Con estos 4 pasos, podrás comenzar en el mundo de la optimización de procesos de negocio. ¿Le apuestas aún más?

2018-08-09T21:08:21+00:00
Hola. Utilizamos cookies y otros servicios de analítica web que nos permite recoger información para mejorar tu experiencia en nuestro portal web. Políticas de privacidad Ok